sábado, 15 de agosto de 2009

LACIUDAD

La celda con escaleras negras
clavadas bajo el cielo gris.
Yo aún voy por la primera escala

por el peldaño oscuro que multiplica
escalón por escalón.


Llegar al último piso
es sorprender al abismo
con la boca abierta:
____________________¡Hambrienta!
Enmudecer viendo la puerta cerrada
que no da tregua
da ganas de dejar volar palabras-murciélago
de mi lengua.
Y lidiar con el humo
con la ciudad
con el cielo preñado de sótanos
donde jugamos
a vivir

2 comentarios:

  1. Imaginista, esta paja on, te hace volar, es toda una vivencia sensorial.

    Saludos pes Mario.

    ResponderEliminar